En la columna de hoy Flavio Pallotti, CEO de Octopus Digital Group, explica cómo los formatos nativos pueden jalonar una buena estrategia de contenidos.  

Lograr que un anuncio se vuelva una recomendación es el sueño publicitario de toda marca. ¿Cómo hacerlo? El content marketing plantea una manera de acercarse a una audiencia pero con contenido orgánico. ¿Es posible darle un empujoncito? ¿Cómo lo recibiría la audiencia? 

Derivado del marketing de contenido, el nativo es un formato publicitario del tipo informativo o editorial, que permite integrar un anuncio en igualdad de condiciones con el resto de artículos, vídeos u otros ítems publicados por el sitio. Sea que aparezca en el muro, como patrocinio o como recomendación, el anuncio se aleja del formato banner tradicional para integrarse visualmente al contenido informativo que un usuario esté consumiendo en Internet pero que, por ser un anuncio publicitario, conserva la particularidad de segmentar la audiencia a la que desea llegar. 

Está demostrado que los usuarios ven banners pero no los consideran relevantes, mientras que los nativos, por el solo hecho de ofrecer información de contenido editorial, tienen 2 veces más posibilidades de ser leído y de generar engagement con la audiencia. Por eso, los formatos nativos que mejor se adaptan a las particularidades de la navegación de cada usuario son los que mejor engagement generan, ya que los usuarios están priorizando cada vez más la cercanía, la relevancia, y la no intrusividad. 

Es una manera de conectar con la audiencia de una manera significativa, cercana, y dando un valor agregado más que relevante: la información. 

Como sucede con cada una de las Ad Techs con las que trabajamos: se trata de girar la rueda y prestar atención a lo que el usuario necesita, sus costumbres, sus hábitos, sus preferencias. Solo así lograremos entregar anuncios de calidad.

 

Autor: Flavio Pallotti